Cosas a saber sobre el celo en las perras

El celo en las perras es una etapa natural de su vida que deberá pasar, ya que al igual que los humanos, necesitan el acto sexual para reproducirse y tienen que estar preparadas para ello, aunque es importante destacar que su etapa sexual es totalmente diferente a la del ser humano.

celo-en-las-perras

También te puede interesar: ¿Cuánto dura el embarazo de una perra?

Si tenemos una perra es importante saber qué hacer en todo momento si ha entrado en la fase de celo, ya que no solo es importante porque tu animal corre el riesgo de quedarse embarazada, sino que tenemos que saber cómo se encuentra en cada momento.

Además, si nunca has tenido una perra que ha pasado por el celo, puedes llegar a asustarte por todos los síntomas que verás durante el proceso, pero con la información adecuada sabrás que este estado es totalmente natural para tu mascota y que no le va a pasar nada por ello.

Y es que los cuidados de tu perra son muy importantes. Por tanto, presta atención a la información que te daremos a continuación.

¿Cómo es el celo en las perras?

Al igual que las mujeres, las perras también sufren de sangrado vaginal. Empiezan su primer período entre los 6 meses y 1 año de vida, aunque rara vez puede tardar un poco más. Si es así, consulta con tu veterinario inmediatamente.

Desde que tienen el primer celo, generalmente lo tendrán cada seis meses y su síntoma principal es ver como la vulva está inflamada y sangrada. Este proceso dura entre 5 y 11 días.

Aunque la mayoría de personas piensan que en esta etapa su perra es fértil es un error: todavía no está preparada para el acto sexual y por tanto de tener descendencia.

Esta etapa se llama Proesto, aunque no es la única que va a tener. Es algo parecido cuando tu perra está embarazada pero con la diferencia de que en esta ocasión buscará tener cachorros.

Por ello, vamos a explicarte todas las fases que va a tener tu perra durante su celo.

celo-en-las-perras-1

La etapa Estro

La etapa Estro es cuando tu perra es fértil y está preparada para mantener una relación sexual con un macho.

En esta etapa podrás comprobar que probablemente tu perra esté algo agitada, nerviosa y tenga más ganas de salir de lo normal a la calle. Esto es un síntoma claro de que quiere relacionarse con un macho para procrear. Los días de fertilidad duran entre 4 y 15 días.

En esta etapa es importante estar siempre atento de tu perra y de los posibles machos que quieran acercarse a ella. Para ello, siempre llévala atada o, si puedes, sujétala siempre en brazos.

Nota importante: es recomendable que hasta que no haya pasado por dos ciclos menstruales tu perra, evitar que se quede embarazada. Esto es debido porque todavía su organismo no está preparado y podría sufrir malas consecuencias tanto tu mascota como sus crías.

Etapa de Metaestro

Esta es la etapa más duradera, hasta 140 días. Es cuando tu perra no desea ningún tipo de contacto sexual, ya que su cuerpo ha vuelto a su estado natural. De hecho, podrás comprobar como volverá a estar más tranquila y sus ganas de ir a la calle volverán a la normalidad.

En la etapa Metaestro es también un período necesario en el caso de que tu perra esté embarazada, porque no tendrá otra preocupación que la de tener bien alimentados y a su salvo sus cachorros.

¿Cómo evitar embarazos?

Cada vez que tu perra esté en celo, correrá el peligro de quedarse embarazada durante todos sus períodos. Sin embargo, podemos evitar esta situación si la esterilizamos.

Es recomendable hacer la esterilización a partir del segundo período de menstruación que tenga tu animal, así evitarás de entrada el embarazo y ayudarás a que la perra esté más tranquila.

Además, es una forma estupenda de prevenir enfermedades como el cáncer.

Ahora que ya sabes cómo funciona el celo en las perras, sigue nuestros consejos y haz que el período menstrual de tu mascota sea mucho mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *