Galgo

La mejor información sobre el Galgogalgo

El galgo es una raza de perro de caza muy conocida. También muy característica por su apariencia, ya que se trata de un perro muy delgado y rápido.

De hecho, las carreras de galgos son una de las razones por las que se crían estos perros.

Veamos más acerca del carácter, los tipos y cuidados de este singular animal.

Carácter del galgo

Escoger un galgo como mascota es una excelente idea. A pesar de ser un poco tímidos, a los que les cuesta llegar a confiar en la gente, su sensibilidad y dulzura lo convierten en un perro perfecto para estar con niños.

De hecho, muchos dueños se sorprenden de lo fuerte que puede llegar a ser la relación entre un ejemplar de esta raza y los humanos con los que convive.

Los perros galgos son leales y cuando viven en un hogar doméstico distan mucho de las características propias del campo.

A pesar de poder acostumbrarse a vivir en soledad o junto a otros ejemplares, cuando está en casa busca el cariño y la compañía de sus dueños.

¿Para qué sirven los galgos?

para que sirven los galgosAlrededor del galgo hay una serie de conceptos equivocados, que afortunadamente poco a poco se están eliminando.

Por su fuerza y velocidad, se ha utilizado como perro de caza, ayudando a los tiradores en la recogida de piezas.

También es habitual soltarlos para que sean ellos mismos quienes se cobren las piezas, normalmente liebres, siendo una de las pocas razas capaces de superar en carrera a estos animales.

Al ser un perro tan veloz, se le utiliza como animal de entretenimiento.

Las carreras de galgos con clásicas en algunos países, donde hay una inmensa afición tanto por verlos correr como por apostar cuál de ellos será el que llegue primero a la meta.

Pero correr no es lo único para lo que sirven. Como puedes comprobar cualquiera que se anime a tener un galgo en adopción, son mascotas fieles y muy cariñosas, ideales para convivir con niños.

¿Cuántos tipos de galgos hay?

Existe una amplia variedad de tipos de galgos, que en parte se distinguen por el lugar en el que se crían y el pelaje que tienen. Los más representativos son los siguientes:

tipos de galgos

– Galgo español

Es un perro de raza muy rápido y con unas patas delgadas y largas. El pelaje suele ser corto y liso, normalmente en color negro o marrón, aunque también hay ejemplares con pelo blanco y rojizo.

La velocidad que puede llegar a alcanzar este tipo de galgo llega a los 70 kilómetros por hora, lo que lo convierte en un espectáculo de la naturaleza.

– Galgo afgano

Con un pelo largo y suave, el afgano posiblemente sea el tipo de galgo más conocido. De hecho, se crían habitualmente como animales de competición en concursos de belleza canina.

Un cachorro de este tipo tiene como función principal posar y obedecer. Tal vez por esta razón ha perdido parte de la velocidad natural de la raza, en favor de su apariencia estilizada y elegante.

– Galgo inglés

Descendiente directo del galgo español, los galgos ingleses llegaron a ser tan valiosos que hace siglos sólo se permitía a los nobles tener uno.

Los sirvientes lo tenían totalmente prohibido, mientras que los hombres libres sólo podían acudir a la venta de galgo si este no servía para la competición. Por eso se le ha relacionado como una raza aristocrática.

– Galgo italiano

La principal característica de estos galgos es que tienen un menor tamaño que otros tipos.

Por esta razón también se lo conoce como galgo mini, aunque en esencia son el resultado de una serie de cruces seleccionados entre ejemplares pequeños, dando como resultado un galgo de raza con una forma de andar diferente a la tradicional.

La velocidad máxima que alcanzan es de 40 kilómetros por hora.

– Galgo italiano enano

En algunas ocasiones se pueden identificar ejemplares de galgo italiano con un tamaño menor de lo habitual.

En estos casos reciben el nombre de galgos enanos, aunque básicamente no hay ninguna diferencia entre este tipo y el original.

– Galgo enano

Este galgo pequeño puede proceder de diferentes tipos, aunque generalmente suele ser el inglés el que de como resultado este perro de tamaño medio, que se empleaba para introducirse en las madrigueras de los conejos.

Hoy se cría para competiciones gracias al arranque de velocidad que tiene.

Existen otros tipos de galgos, aunque en esencia son variaciones de estos, como el galgo árabe o el escocés.

¿Hasta cuánto crece un galgo?

Lo normal es que el galgo crezca hasta la edad de 8 meses más o menos, aunque puede haber excepciones dependiendo del tipo y los padres que haya tenido.

No obstante, más allá del año no es habitual que siga desarrollándose.

Hay dueños que se sorprenden de que entre los 6 y los 8 meses puedan llegar a aumentar la altura un palmo, pero no es nada raro.

Alimentación del Galgo

alimentacion del galgoEl modo de alimentar a un galgo varía mucho desde que es un cachorro hasta la edad adulta.

Después de ser destetadas, las crías suelen empezar a tomar una especie de papilla de leche y cereales para pasar a la alimentación sólida.

Después se le pude empezar a dar pienso blando.

Cuando son adultos, especialmente si compiten, necesitan un alto contenido de proteína.

Normalmente se les alimenta con carne de vacuno picada, verduras frescas y suplementos de vitaminas.

En el caso de los galgos más mayores, o cuando son mascotas que no compiten, normalmente se les alimenta con pienso seco de buena calidadLas raciones se le dan dos veces al día.

En  este contexto, necesitas una comida para perro adecuada.

¿Cuándo un galgo es adulto?

Es muy triste escuchar noticias acerca de cómo se trata a los galgos cuando ya no corren como antes.

Afortunadamente hoy se están dejando de cometer estas atrocidades, que además se persiguen.

Si quieres una mascota fiel, no recurras a la venta de galgos. Pregunta a tu veterinario o en protectoras de animales si tienen galgos en adopción.

Posiblemente haya alguno y podrás disfrutar de la elegancia y gracilidad de esta raza tan singular.