Bullmastiff

BullMastiff: Poder en estado purobullmastif

El BullMastiff tiene en su nombre sus orígenes mismos, ya que se cree es producto del cruce de Mastín Ingles y Bulldog, dando como resultado un gran ejemplar imponente en su fuerza y valentía.

Posee una característica definitoria que lo diferencia de las demás razas caninas, y es que ataca con su peso corporal para inmovilizar al contrincante pero no lastimarlo, veamos más de esta raza tan peculiar.

Historia del Bullmastiff

Sus orígenes se remontan a finales del siglo XIX en la Gran Bretaña, el primer grupo de características propias de la raza o raza estándar pudo establecerse en el año 1924.

En esta misma fecha fue aprobado como raza por Kennel Club británico.

Pero remontándonos en la historia del Bullmastiff podemos citar que fue un perro usado como guardián en Inglaterra.

Los grandes terratenientes usaban la fuerza y determinación del Bullmastiff para perseguir y apresar a cazadores furtivos.

Las leyes forestales de la época desde el siglo XII en Inglaterra hizo que se materializara el uso de la fuerza corporal en este tipo de perros y no en la mordida.

Es una condición o característica que con el pasar de los años aún sigue manteniendo el Bullmastiff, el cual nunca ataca para hacer sangre, mide muy bien su fuerza para derribar e inmovilizar al adversario.

Su fin no es causar daños, solo inmovilizar para esperar ayuda.

Es una raza que aunque se diga que su origen es el Reino Unido, en la península Ibérica ya existían ejemplares similares.

Estos ejemplares están registrados en los grabados de Goya (c.1800) y en el óleo titulado “Patio de caballos a la antigua plaza de Madrid, antes de la corrida” de Manuel Castellanos.

Esta pintura es del año 1853, en ella se encuentran dos perros alanos que tienen las características de Bullmastiff moderno.

Cabe señalar que existían mucho antes de estas fechas los llamados “Perros de Toros” en la Península Ibérica, en los cuales destacaba su valentía y poder.

Descripción del Bullmastiff

Su aspecto impone por el poder que desprende y su gran tamaño.

descripcion bullmastiff

Posee un pecho ancho y profundo con espalda fuerte, la cabeza es de forma cuadrada, con orejas en V, con la característica que son más oscuras que el manto.

Las orejas preferiblemente son negras, el morro es predominante ancho y de longitud mediana, con la presencia de una máscara negra que es extendida hasta llegar alrededor de los ojos.

Los ojos del Bullmastiff deben ser siempre oscuros con una mirada profunda y de gran intensidad lo cual lo identifica, posee el pelo corto que puede ser leonado, o de cualquier tonalidad.

Es un perro bien mandado, obediente, por lo que “no es un perro de un solo dueño”, es un ejemplar que en cualquier familia puede desarrollarse y convivir.

En cuanto a los cuidados de higiene es muy sencillo, su pelaje corto lo hace solo necesitar un baño cuando sea estrictamente necesario, cepillado a pelo y contrapelo tres veces por semana es suficiente.

Muda el pelo anual en primavera. El champú que se use para su aseo debe ser con un pH neutro y el agua debe ser tibia y seguida de un secado meticuloso para evitar daños en su piel.

Se debe procurar una buena nutrición guiada por un experto en el tema, como por ejemplo en las visitas al veterinario, ya que puede tender a la obesidad y sería contraproducente para su salud.

No se debe adiestrar para atacar, debido a que no es un perro de ataque, su mordida es débil y no es aconsejable.

Debe otorgarse en esta raza un adiestramiento temprano así mismo sucede con la socialización, ya que es una raza muy desconfiada con los extraños.

Las características más notorias son sus ojos entrecerrados y sus orejas caídas, con una tendencia a babear muy alta, asimismo a roncar por su hocico corto y cuadrado, su trufa es redonda.

¿Cuánto pesa un Bullmastiff adulto?

El desarrollo o madurez del macho del Bullmastiff es alrededor de los tres años de vida, para entonces debe medir 63,5 a 68,5 cm a la cruz, con un peso aproximado  entre 49,5 a 59,5 kg.

La hembra de Bullmastiff luego de los 18 meses suele pesar  de 41 q 49,5 kg y medir 61 a 66cm. Es un excelente perro guardián, bastante silencioso, muy casero y no necesita mucho ejercicio.

¿Cómo entrenar un Bullmastiff?

Los perros de esta raza se caracterizan por ser muy cariñosos y dulces con la familia humana que lo escoja como mascota, posee un temperamento calmado y con los niños es muy protector.

El adiestramiento de bullmastiff es algo problemático por ser una raza con una gran independencia, situación que es inaceptable para otros miembros animales que convivan con él.

¿Como alimentar un Bullmastiff?

alimentar bullmastiffLa alimentación de un Bullmastiff es muy importante ya que es un perro grande y de un gran apetito, se recomienda un pienso para cada etapa que cubra sus necesidades y requerimientos nutricionales.

Es de vital importancia visitas regulares al veterinario y el control estricto del peso del perro para evitar complicaciones propias que desencadenan los casos de obesidad.

Por ser un perro de gran tamaño un aumento de peso puede poner en manifiesto problemas óseos en las articulaciones y asimismo problemas musculares por el sobrepeso.

La falta de energía de la raza la hace ser muy sedentaria de manera natural, no siendo por causas de ninguna patología asociada, pero sí puede perjudicar la vida del perro si no se acompaña con una buena nutrición.

¿Cómo tener un Bullmastiff?

Es un perro fiel y protector, por lo que la familia que lo acoja tendrá un gran aliado. Es indispensable la supervisión cuando está con niños, por su gran tamaño puede llegar a derribarlos sin querer.

Se debe hacer hincapié en la socialización temprana de este tipo de razas por su desconfianza con los extraños.

Lo más desagradable para algunas personas que puede llegar a tener el Bullmastiff es su baba, pero su cariño y fidelidad compensan esta característica propia de este grandulón.

La longevidad de esta raza es de 8 a 10 años.

Son perros grandes por lo que existe esta desventaja, se recomienda visitas rutinarias con el veterinario para actuar correctamente ante cualquier eventualidad.